Grupo Loga | educacion-primaria-un-pasaporte-para-la-vida-futura-

Educación Primaria: un pasaporte para la vida futura.





Bríndale un apoyo a tu hijo, para esta nueva etapa de escolar



Si bien ya hemos mencionado que la educación inicial y preescolar preparan a los niños y niñas para su vida escolar y en comunidad, la educación primaria le extiende un pasaporte para transitar por la vida en distintos espacios geográficos y sociales. Esta es la educación en torno al conocimiento.
Actualmente sabemos bien que no basta con que los sistemas educativos equipen a los niños y a los jóvenes con un bagaje escolar y una reserva de conocimiento que les permitirá desenvolverse el resto de su vida; la educación moderna hace necesario desarrollar plenamente a esos individuos y brindarles las condiciones idóneas para utilizar y aprovechar ese conocimiento adquirido y generar desarrollo en sus comunidades, para finalmente acceder al sector de la productividad mundial.

El sistema educativo mexicano padece aún de un grave rezago comparado con los países desarrollados; se conocen también sus bajos niveles de calidad en su educación básica y secundaria, situación que hasta el día de hoy, no has sido afrontada con la suficiente seriedad y mucho menos se han planteado las estrategias políticas ni operativas que detengan esta tendencia.

En algunos casos y regiones, la educación privada califica con mejores niveles, pero aún así, solamente las instituciones que implementan un modelo constructivista preparan a sus alumnos para afrontar el reto que significa educar para la toma de decisiones, la resolución de problemas y la creación de ideas innovadoras para el futuro de cada país.

La escuela tradicional educa a los niños para la obediencia y la repetición de modelos sociales, no los educa para la libertad en la toma de decisiones y la competencia económica y productiva, por lo que se hace necesario revisar los esquemas actuales de los países latinoamericanos, para que éste sea adaptado a la nueva civilización cognitiva o de las ideas que exige el mundo moderno y desarrollado.

Una característica indispensable para un buen sistema de educación básica, es el formar en los alumnos de 6 a 12 años una base de conocimientos y habilidades, actitudes y cualidades personales que sea el soporte para los futuros aprendizajes de la escuela secundaria y preparatoria. Sus objetivos deben contemplar la adaptación al entorno y a su comunidad, donde se respeten y se cumplan las reglas indispensables para la vida en sociedad, aprovechando al máximo todo tipo de recursos.

Lograr que nuestros hijos transiten exitosamente por el nivel preescolar y luego terminen la escuela primaria como una experiencia positiva, nos brindará a los padres la tranquilidad de que, esas altas expectativas que creamos en y para nuestros hijos, puedan cumplirse de manera efectiva.

¿Qué se requiere para lograr esta meta?
Primero debemos asegurarnos que la escuela que elegimos para ellos tenga un modelo curricular cuya metodología promueva el trabajo y la participación de cada uno de sus alumnos, valorando sus talentos y apoyando sus déficit.

Deberá buscar también que cada alumno aprenda en un entorno de trabajo y acción, investigando y realizando proyectos en equipo, situación que lo irá preparando para sus futuras actividades universitarias, y posteriormente profesionales.

Otros aspectos que deberemos procurar para apoyar a nuestros hijos durante su educación primaria son:


  • Buscar una escuela cerca del hogar, que no desgaste mucho a los niños con el ir y venir.
  • Analizar la ideología de la escuela, que ésta no limite su capacidad de razonar, de elegir.
  • Procurar que dentro del horario escolar, queden incluidos los deportes y las actividades extracurriculares (música, artes, baile etc.).
  • De preferencia, la misma escuela deberá incluir todo tipo de disciplinas artísticas y deportivas, no solo materias científicas y sociales.
  • Procurar siempre que se establezca una buena relación con el maestro responsable en cada año que se cursa. Esto asegura un mejor aprovechamiento escolar para el niño.
  • En los casos que nuestros hijos comienzan a tener dificultades en su desempeño escolar, no deberemos esperar a que estos problemas los afecten; es importante buscar soluciones y asesoría desde un principio, y cuidar la integridad emocional del niño.
  • Si presentara el niño dificultades en alguna asignatura en especial, deberemos apoyarlo facilitándole esos conocimientos que le representan mayor dificultad. Esto debe hacerse sin prejuicios que afecten su autoestima. No todos los alumnos tienen los mismos talentos.
  • Valorar la diversidad en general y en lo particular: diversidad de aprendizajes, de habilidades y capacidades y enseñarlo a descubrir la propias.
  • Nunca debemos compararlos con nadie más. Cada ser humano es único e irrepetible.
Apoyemos a nuestros hijos brindándoles un espacio de comprensión, aceptación y tolerancia, en donde el reconocimiento a sus esfuerzos, el amor por la lectura y el conocimiento sean sus principales estímulos durante su tránsito por la escuela primaria.
No podemos esperar que nuestros hijos valoren lo que nosotros nunca hemos podido valorar. Aprendamos junto con ellos a descubrir en el conocimiento, la base de la sabiduría y la oportunidad que ésta les brindará siempre.


Autor:Nosotros Fuente: