Grupo Loga | educacion-tiempo-del-aula-

Educación, tiempo del aula.





El Secretario de Educación no le dio vueltas al asunto para referirse a Oaxaca: “Es un caso de no gobierno en educación... ahí no se gobierna, se permite que la CNTE haga lo que quiera”. Por más que la SEP ha intentado que en Guerrero, Oaxaca y algunas zonas de Chiapas y Michoacán, se aplique la reforma educativa, no ha podido.

En las respuestas de los maestros prevalece la sinrazón. No hay elementos que permitan conocer en el marco de las ideas, más que en el planteamiento de la politización extrema, el porqué de su negativa. Queda la impresión de que sus reacciones están más de la mano de mantener sus privilegios que el de enfrentar, a través de una amplia discusión, sus puntos de vista y sus razones; se oponen, pero no dicen por qué se oponen.

Ayer que se presentó un informe sobre la reforma educativa, a dos años de ser puesta en marcha, lo inmediato para la SEP y para los gobiernos de Oaxaca y Guerrero es tratar de instrumentar nuevos espacios de diálogo que permitan echar a andar la reforma.

El que estos dos estados estén fuera de la reforma lo único que genera es que se acentúen aún más sus problemas educativos, son las dos entidades con el más bajo nivel educativo a nivel nacional. La declaración de Emilio Chuayffet señala particularmente al gobernador de Oaxaca, quien lo que ha hecho estos años es administrar el conflicto.

No ha enfrentado a la CNTE bajo el argumento de que no hay mucho por hacer, debido a que durante años se han establecido reglas que no se pueden cambiar tan fácilmente. Lo que queda claro es que la CNTE le ha tomado la medida no solo a los gobiernos de Oaxaca y Guerrero, sino también, a pesar de lo que dijo el titular de la SEP, al federal.

Dentro de lo que falta por hacer está lo que el secretario llama segunda generación de reformas. Hasta ahora todo se ha concentrado en las plazas y en temas administrativos. El hecho de que ya haya una buena cantidad de maestros y maestras que hayan ganado su plaza y estén dando clases debe elevar, tarde que temprano, el nivel educativo. Lo que sigue siendo un importante pendiente es lo que pasa en el aula y el necesario proceso de evaluación a los maestros como parte medular del ciclo escolar.

¿Qué se les enseña a los estudiantes? ¿Qué tanto están evolucionando los métodos de estudio? ¿Se les está enseñando a los estudiantes a razonar más que a memorizar? ¿Qué tanto se han actualizado los conocimientos? ¿Qué tan preparados están los maestros ante estos procesos? ¿Cómo debe ser ahora la dinámica entre estudiantes y maestros en el salón de clase como parte del proceso de enseñanza-aprendizaje? ¿Cómo deben ser evaluados los alumnos? Esto es parte del siguiente paso y como se ve no está nada fácil.
Autor:NSS Oaxaca Fuente: