Grupo Loga | yo-campesino-educacion-de-calidad-a-ninos

YO CAMPESINO: Educación de calidad a niños

Calificar al personal docente tendría la virtud de aplicar medidas de capacitación o sustitución que nos garantizaran que quien se para ante un grupo tiene las capacidades y los conocimientos para impartirlos.



Sin duda, la evaluación magisterial debe realizarse, y si no fuera porque traería mayores problemas, endurecerse para que sólo los capacitados en la tarea a desempeñar sean contratados. La base angular de la propuesta del magistrado ponente, Fernando Franco González Salas, no es el razonamiento jurídico que ya de por sí es válido, sino el político y es que los niños merecen una educación de calidad.
Calificar al personal docente tendría la virtud de aplicar medidas de capacitación o sustitución que nos garantizaran que quien se para ante un grupo tiene las capacidades y los conocimientos para impartirlos.
Pero para ello el mejor camino es convencer al de enfrente ques esto no es por el bien personal de nadie, sino de la educación, de los beneficiarios de medidas tales, como serían los 25 millones de educandos de instrucción basica.
De hecho, pruebas aplicadas con anterioridad como Enlace dieron cuenta del nievel educativo en que nos encontramos y que la culpa de ello, no es de los niños y adolescentes de primaria y secundaria sino a un cuerpo magisterial que muchas veces se improvisa, de un sindicato donde ha privado la corrupción a cambio de guardar silencio y alinearse por la derecha con el gobernante en turno y una administración pública omisa que    no quiso meterse en problemas y sólo pegaba curitas en un sistema donde había que construir desde el principio.
Con esa características, se necesitaba un titular de Educación no sólo con inteligencia y conocedor del tema, sino con amplia capacidad de diálogo, con dósis de humildad, no sumisión para acercarse a quienes aplicarían las nuevas estrategias, la reforma.
Ese aunque no se quiera reconocer, es un problema. Quien conoce a Emilio Chauyffet Chemor, sabe que no es propenso al diálogo sino al autoritarismo. El contenido y formas discursivas dan plena cuenta de ello, no de hoy sino de siempre.
No se puede olvidar que como diputado fue quien se opuso a la reforma hacendaria que en ese entonces propusieron auténticos especialistas y fue él, en ese mismo periodo quien se enfrentó a Elba Esther Gordillo hasta echarla del PRI.
Sus maneras nunca han sido conciliadoras ni de dialogo, aunque eso no lo exime de ser inteligente y ser un artífice de la llamada “tenebra” que sabe motivar resoltes y manejar conciencias por la fuerza o la mentira, pero nunca a través de la negociación.
Con Chuayffet no habrá negociación con el magisterio, mejor renunciaría. NO se olvide el entorno de los muertos de Chiapas cuando era secretario de Gobernación.
Claro que la reforma va en especial lo de la evaluación y eliminación de la corrupción, del mercado de plazas, pero sin dejar la posición de autoridad, el gobierno ganaría más, lo dice el mismo apoderado legal de la CNTE, Eduardo Pérez quien afirma que Emilio Chauyffet le está causando un grave daño al Presidiente Enrique Peña. Es él quien causa todo el conflicto por su autoritarismo. ¿Será?
Autor:Al momento Fuente: