Grupo Loga | -un-mexico-innovador-solo-con-educacion-de-calidad-l-e-derbez

Un méxico innovador, solo con educación de calidad: L. E. Derbez

Advierte que dar prioridad al aumento de la cobertura educativa en el nivel superior a 40%, sin mejorar la calidad, ha metido a México en un círculo negativo que podría llevar al proteccionismo.



En los últimos tres sexenios se ha pensado en aumentar la cobertura educativa a 40% en México, pero no en mejorar la calidad de la misma. Al hacerlo, se ha metido al país en un círculo negativo, riesgoso, pues los “jóvenes egresan del sistema educativo con la esperanza de una vida mejor, pero con las habilidades para una vida peor. Esto no puede continuar”, advirtió Luis Ernesto Derbez, aspirante a la candidatura presidencial del Partido Accional Nacional.
Sostuvo lo anterior durante el Primer Foro: impactos económicos de la Educación Superior en México, organizado por Mexicana de Becas (MDB), quien agregó que las universidades públicas deben cambiar su filosofía de “cuántos alumnos van a rechazar a cuántos van a aceptar”.
“Para no buscar crecer a tasas aceleradas en cobertura, las universidades deberían estar seleccionando a los alumnos desde una perspectiva de calidad, y de acuerdo con la calidad educativa que deben ofrecer a la juventud”, precisó.
En este contexto, sostuvo que tiene mucho sentido para el país generar las condiciones económicas para las familias que han decidido no enviar a sus hijos a las instituciones de educación pública, sino a las privadas, como lo hace Mexicana de Becas.
El rector con licencia de la Universidad de las Américas Puebla explicó que “el fenómeno educativo que pone énfasis en la cobertura se debe a que los gobiernos siguen pensando en el problema social que representan los jóvenes, pero la consecuencia de esa polìtica estriba en que los jóvenes que egresan de alguna institución de educación superior no adquieren las habilidades que necesitan para trabajar en el mercado laboral. Ésta es una de las realidades de México”.
Tras rechazar la división entre instituciones públicas y privadas, adujoque sólo existen de alta o baja calidad, esto porque “la educación es un bien público cuyo objetivo es la formación de ciudadanos, mejorar la competitividad del país y lograr inserción en el mercado de trabajo de los jóvenes, y de México en la economía mundial”.
Advirtió que con el enfoque de cobertura, la mayoría de la población le temerá a la globalización. Va a estar a favor del proteccionismo al estilo que impulsa Donald Trump en Estados Unidos. Ocurrirá lo contrario si se privilegia la calidad educativa.
Al vincular al Tratado de Libre Comercio de América del Norte con la educación, dijo: “Si se negocia el TLC bajo la premisa de que pudo haber sido peor, se va a afectar la educación. Se perderá lo más importante del tratado: la apertura comercial en la búsqueda de competitividad, de un mejoramiento de las estructuras educativas para tener gente con habilidades que demanda el entorno internacional. Si eso ocurre, el sistema va ser proteccionista, y nos llevará, no a la innovación, sino a cómo conservar lo que tenemos”.
Sostuvo así que es tiempo de que México sea un país de innovadores, de inventores. “Se debe pasar de un país manufacturero a otro innovador, productivo”, aclaró.
De la inversión en educación, dijo que el gobierno no está invirtiendo en educación superior, pero debe darse más apoyo a la innovación y a la investigación, pues el presupuesto que destina Peña Nieto a ciencia y desarrollo no llega a 0.5 por ciento.
“Es riesgoso que México se rezague en invertir en investigación y desarrollo, porque de hacerlo se tendrán universidades muy buenas en enseñanza, pero muy malas en innovación”. Esto porque “la definición de universidad es innovación, mostrar el camino hacia el futuro. Éste sería el impacto económico de la educación”, esgrimió.
Mencionó que el presupuesto del Conacyt debería crecer a 600,000 mdp, desde los 50,000 mdp actuales, pero elevarlo a 3% del PIB se toparía con que el sistea educativo carece de la capacidad para procesarlo. “Éste es el verdadero problema, porque se desperdiciaría el dinero.
Ante ello, dijo que para ejercer de manera positiva ese gasto, antes de aumentarlo se debe definir qué sectores y cómo se llevaría a cabo.
Por su parte, Raúl Martínez Solares, director general de Mexicana de Becas, dijo que 45% de la matrícula de educación superior se concentra en carreras relacionadas con las humanidades, en buena medida porque en este tipo de carreras el gasto es menor.
Carreras y salarios
De la relación salario-educación superior, Derbez aseguró que quien estudia una carrera profesional duplica su salario respecto al salario promedio nacional de 4,470 pesos. Gana en promedio 9,981 pesos, de acuerdo con datos del Imco.
¿Pero cómo recuperar la inversión? De este tema dijo que el ingreso promedio de un egresado de la Universidad de las Américas Puebla es de 10,000 pesos, el cual se duplica cada tres años. Ahí se ve el retorno real de la inversión.
Advirtió que el costo- beneficio en las universidades públicas es igual al de las privadas. Esto lo saben los padres de familia, por eso están interesados en inscribir a sus hijos en ellas, como lo promueve Mexicana de Becas, y por eso nuestras instituciones dan becas a jóvenes con capacidad, expresó Luis Ernesto Derbez.

Autor:El Economista
Fuente:https://www.eleconomista.com.mx/economia/Un-mexico-innovador-solo-con-educacion-de-calidad-L.-E.-Derbez-20171029-0079.html