Grupo Loga | -como-trabajar-la-lectura-en-el-salon-de-clase-estrategias-para-abordar-y-comprender-textos-

¿Cómo trabajar la lectura en el salón de clase? Estrategias para abordar y comprender textos

Es importante que desde los primeros grados escolares se empleen estrategias de lectura que permitan a los alumnos localizar información puntual, realizar inferencias y deducciones que lo lleven a comprender de mejor manera los textos...



Es importante que desde los primeros grados escolares se empleen estrategias de lectura que permitan a los alumnos localizar información puntual, realizar inferencias y deducciones que lo lleven a comprender de mejor manera los textos. Debe ser un objetivo central, tanto de los docentes, como de la comunidad educativa en general, el lograr que los estudiantes vayan más allá de la comprensión literal de lo que leen, por lo que es necesario contar con propuestas pertinentes para poder implementar en las instituciones educativas.
Trabajar de manera constante con distintos tipos de texto, con el fin de lograr que la lectura sea una actividad habitual y placentera para los alumnos, implica conocer las diversas estructuras textuales existentes y sus funciones, así como incrementar el vocabulario y la comprensión del lenguaje escrito al que, tal vez, no han estado expuestos en su vida cotidiana. Asimismo, es necesario lograr que los alumnos alcancen un alto grado de compromiso con lo que leen, por lo que una condición relevante para involucrarse con lo leído es relacionar el contenido con los conocimientos previos que sobre el tema se tengan. Algunas maneras de impulsar la lectura con calidad consisten en:
Leer a los alumnos, en voz alta –como parte de las actividades permanentes–, cuentos, novelas u otros materiales apropiados para su edad, procurando que sea una experiencia placentera. El docente debe seleccionar de manera apropiada los materiales para leer con sus estudiantes, y que los textos les resulten atractivos.
Por esta razón, es importante evitar sanciones e interrogatorios hostiles sobre el contenido de los textos.
Leer con propósitos diferentes: buscar información para realizar un trabajo escolar, satisfacer la curiosidad o divertirse, son algunos propósitos potenciales. Cada uno involucra actividades intelectuales diferentes que los alumnos deben desarrollar con el fin de llegar a ser lectores competentes.
Organizar la Biblioteca de Aula promueve que los alumnos tengan acceso a diversos materiales de su interés. Clasificar los libros, identificar el tema y qué características les son comunes a varios títulos es una actividad que no se realiza una sola vez. Conforme los estudiantes logran mayor contacto y exploración de los libros, sus criterios para organizar la biblioteca van mejorando. Contar con una biblioteca organizada ayuda en las tareas de búsqueda de información y en la ubicación de un material en particular.
Procurar y facilitar que los alumnos lleven a casa materiales para extender el beneficio del préstamo a las familias; con esto, además de identificar sus propios intereses de lectura, podrán situarse en la perspectiva de otros, porque prever y sugerir libros puede interesarles a sus padres o hermanos.
Organizar eventos escolares para compartir la lectura y las producciones escritas de los alumnos. Por ejemplo, una “feria del libro” en donde ellos presenten libros de interés particular; tertulias literarias en las que se hagan lecturas dramatizadas o representaciones teatrales.
Anticipar de qué tratará el texto y hacer un recuento de lo que los alumnos saben sobre el tema. A partir del título, palabras clave, ilustraciones y formato, los alumnos pueden reconocer el tema que aborda un material escrito (libro, volumen de enciclopedia, diccionario, cuadernillo, revista, etc.), compartir la información previa con que cuentan y comentar y formalizar los nuevos conocimientos a partir de la lectura.
Predecir acerca de lo que tratará un texto después de la lectura de un fragmento (cómo seguirá después de un episodio, de un capítulo o de una sección, cómo acabará la historia, etcétera), solicitando las razones de la predicción.
Construir representaciones gráficas utilizando dibujos, diagramas o dramatizaciones que les posibiliten entender mejor el contexto en que se presentan los acontecimientos de una trama o tema del texto leído.
Hacer preguntas que los ayuden a pensar sobre el significado del texto, a fijarse en pistas importantes, a pensar sobre las características más relevantes, o a relacionarlo con otros textos.
Alentar a los alumnos a construir y realizar preguntas sobre el texto y compartir sus opiniones con sus pares.
Estrategias para autorregular la comprensión lectora
Cuando se lee, es de suma importancia que los alumnos, por sí mismos, revisen si están comprendiendo el texto, para esto se pueden promover en el aula estrategias para autorregular la comprensión. Los docentes pueden contribuir a esto de diversas maneras, algunas de ellas son las siguientes:
Relacionar lo que se lee con las experiencias y con los propios puntos de vista. Los alumnos pueden identificar en un texto cuáles son las partes más divertidas, emocionantes o difíciles de entender; comparar sus puntos de vista con los de sus compañeros, justificar sus opiniones y expresar qué hubieran hecho si fueran el personaje de la historia.
Comparar diferentes versiones de una misma historia o distintos textos de un mismo autor para establecer semejanzas y diferencias.
Relacionar diferentes partes del texto y leer entre líneas. Ayudar a los alumnos a hacer deducciones e inferencias a partir del texto, atendiendo las intenciones del autor o de los personajes. Descubrir indicadores específicos (descripciones, diálogos y reiteraciones, entre otros) que ayuden a inferir estados de ánimo o motivaciones de un suceso en la trama.
Deducir a partir del contexto el significado de palabras desconocidas. También pueden elaborar diccionarios pequeños o encontrar palabras que se relacionen con el mismo tema. Este trabajo es relevante para facilitar la reflexión sobre la ortografía de palabras pertenecientes a una misma familia léxica.
Es recomendable ser constante en la implementación de estas estrategias y actividades para poder apreciar los avances deseados, así como darle seguimiento, realizar valoraciones y ajustes. La lectura es un tema de gran relevancia en las aulas, ya que su importancia trasciende a todas las asignaturas, por lo que es recomendable tener un plan de acción pertinente para trabajarlo en nuestras escuelas.

Autor:Docentes al día
Fuente:https://docentesaldia.com/2019/03/11/como-trabajar-la-lectura-en-el-salon-de-clase-estrategias-para-abordar-y-comprender-textos/