Grupo Loga | educacion-el-fracaso-que-viene

Educación: el fracaso que viene

“El objetivo principal de la educación en las escuelas debe ser la creación de hombres y mujeres capaces de hacer cosas nuevas, no simplemente repetir lo que otras generaciones han hecho, hombres y mujeres creativos, inventivos y descubridores, que pueden ser críticos y verificar y no aceptar todo lo que se ofrece”.



Jean Piaget el biólogo y psicólogo francés autor de la Teoría Constructivista del Aprendizaje y un prominente crítico del formulismo educativo
que alcanzó una notable influencia para mejorar los procesos de enseñanza aprendizaje para desarrollar mejores capacidades en los alumnos, particularmente, desde la niñez decía que:
“el objetivo principal de la educación en las escuelas debe ser la creación de hombres y mujeres capaces de hacer cosas nuevas, no simplemente repetir lo que otras generaciones han hecho, hombres y mujeres creativos, inventivos y descubridores, que pueden ser críticos y verificar y no aceptar todo lo que se ofrece”.
Y es en ese punto justo donde ahora se encuentra la educación.
Con una generación del mínimo esfuerzo, donde los padres cada vez menos coadyuvan en las tareas o actividades de sus hijos dejándolos al libre albedrío, minimizando sus responsabilidades y quitándoles obligaciones con todas las consecuencias que ello implica y que en gran parte explican el mal momento, los pésimos resultados que se están presentando.
Estamos formando una generación que enfrentará muchos problemas cuando les toque asumir un rol dentro de la sociedad.
El nuevo modelo educativo presentado por el secretario federal, Aurelio Nuño Mayer –quien probablemente estará hoy en Villahermosa- solo es una reedición de los modelos presentados en 2005 y 2011 –como la panacea para transformar la educación- en la que se insiste en el método de “aprender a aprender” más que en la memorización de contenidos.
A menos de dos años de concluir la actual administración federal lo único que puede identificarse es que un nuevo modelo es la aceptación tácita del fracaso de las políticas públicas implementadas por el Gobierno que encabeza Enrique Peña Nieto.
El modelo educativo contiene una extensa bibliografía de donde se obtuvo la mayor parte de los contenidos, es decir; una vez más, los foros temáticos para el que convocaron a maestros que presentaron un planteamiento estructural, real y objetivo de la situación que enfrenta la educación en donde se enseña y sus posibles soluciones: en las aulas escolares, no fue tomada en cuenta en la exacta dimensión que lo ameritaba.
En miles de escuelas se carece hasta de lo más elemental, en muchas de ellas funcionan los denominados maestros multigrado –un mismo docente da clases a todos los grados de una primaria por ejemplo- provocado por la falta de docentes, porque es insuficiente el número de maestros para el tamaño de la población.
Según el último censo realizado por el INEGI y SEP en el año 2013 para conocer cuántos maestros existen en México los resultados fueron los siguientes:
1 millón 201, 517 maestros enseñaban en 228 mil 205 escuelas, atendiendo a una población de 25 millones 935 mil 193 alumnos de nivel básico en todo el país.
Y con esos números pretenden formar al “estudiante ideal” en el nuevo modelo en el que se pretende que el estudiante domine el inglés al 100 por ciento –por cierto era obligatorio cumplir con ese segundo idioma en el anterior modelo y no se logró ni en 1 por ciento- además de que sea competente en el uso de las tecnologías de la información y comunicación –precedido del fracaso de las tabletas MX que fue mal concebido y operado, aunque en otros países incluso de Latinoamérica ha sido un éxito- emplear el pensamiento hipotético, lógico, matemático para resolver problemas cotidianos y complejos con docentes –con todo respeto- que ni siquiera alcanzan a identificar las principales competencias de sus estudiantes en grupos de más de 40 o 50 alumnos.
De acuerdo con el estudio Teaching and Learning International Survey (TALS) de la OCDE, México ocupa el segundo lugar con el porcentaje más bajo de profesoras con respecto a países latinoamericanos como Chile y Brasil que tienen una tasa de 63 y 71% respectivamente.
¿Y qué pasa en Tabasco?
La Secretaría de Educación
se queja de estar totalmente acotada, los recursos que manejan vienen etiquetados casi en su totalidad desde la administración central y eso implica según ellos un retraso para la operación del sistema, en este año se ha recrudecido la situación de los empleados de oficinas centrales y del personal de apoyo además de los docentes que presentaron y aprobaron desde el año pasado el examen de acreditación para ascender a supervisores o directores y hasta la fecha no se les han asignado sus plazas correspondientes pese a que tienen todo el derecho a reclamarlos y a punto de vencer el plazo de un año para las asignaciones.
En otras palabras: están hechos bolas.
Y… ¿la súper nómina?
Contrario a lo que aseguran las cadenas de mando de la SETAB los recursos federales son ministrados en tiempo y en forma hasta con 3 días de anticipación a la quincena lo que no explica el porqué de los atrasos.
Igualmente al personal de contrato a los que no se les ha pagado en todo lo que va del año pese a que los recursos llegaron desde diciembre pasado, en la que están incluidos también los docentes que trabajan en las escuelas de tiempo completo.
Pero eso no es todo, están recurriendo a personajes del pasado y de dudosa reputación como la incorporación reciente en la nómina de la SETAB a partir de Enero de alguien que está considerado como uno de los funcionarios más grises de origen oaxaqueño Erasmo Martínez (en su periodo se formularon acusaciones por la presencia de cientos de aviadores a su paso por SETAB y COBATAB) y se estima que adquirió una notable influencia en el equipo del ex titular del IAP.
Recientemente después de una plática a mediados del mes pasado con el titular de Educación también se incorporó el “asesor cubano” Gumersindo Fernández quien ha venido colaborando con los anteriores secretarios de educación en los gobiernos anteriores con iguales resultados: cero.
Lo inaudito es que existen tantos tabasqueños valiosos y ávidos de un empleo o simplemente de colaboración y la SETAB sigue recurriendo a los mismos fracasados de siempre
que han llevado al sector educativo a los últimos lugares en la escala nacional.
Por lo pronto la nómina de contratos con corte a Enero del 2017 (llegada de Solís Carballo) pasó de 12 millones de pesos al mes a 18 millones es decir; un incremento del 50 por ciento lo que ha encendido todas las alarmas en la Secretaría de Finanzas, a ese ritmo solo alcanzará para cubrir hasta el 31 de agosto de este año.
Los aplausos no son de a gratis. Pero no hay más absurdo que aquel que se engaña a si mismo.
Autor:El Heraldo Fuente:https://www.elheraldodetabasco.com.mx/columna/educacion-el-fracaso-que-viene