Grupo Loga | la-cultura-de-evaluacion-magisterial-llegara-

La cultura de evaluación magisterial, ¿llegará?





La cultura de evaluación magisterial, ¿llegará?- Una de las constantes de la actual administración ha sido que ” no sale de una cuando ya está metida en otra problemática”. Esto se comprobará una vez más, ahora que la Coordinadora de Trabajadores de la Educación (CNTE), reaccione a la decisión de la Secretaría de Educación Pública (SEP), de aplicar, ahora sí, el Programa de Evaluación Docente.

Solo hay que recordar la advertencia anunciada recientemente por parte de este gremio que ha resultado todo un dolor de cabeza para el gobierno en turno. La CNTE advirtió que mientras siga vigente la reforma educativa y la decisión de aplicar la primera evaluación de los maestros, prevista a partir de septiembre próximo en el ciclo escolar 2015-2016, no habrá estabilidad laboral, porque lo que se pretende es aplicar una evaluación punitiva que pone en riesgo su permanencia en las aulas.
Y en este sentido, tanto comerciantes del centro, restauranteros, conductores, estudiantes, profesionistas y sociedad en general, ven con temor nuevas movilizaciones como las que acostumbran paralizar toda la actividad productiva de la zona centro de la capital de la República.
En los próximos días tanto fuerzas federales como elementos de Seguridad Públicamente, estarán atentos ante la llegada de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) -unos 10 mil profesores- de acuerdo con reportes del Gobierno capitalino, procedentes de Oaxaca, Guerrero, Michoacán, Veracruz, Estado de México, Morelos y Aguascalientes, entre quienes vienen a manifestarse contra de la Evaluación de maestros.
La reforma educativa, presentada en el marco del Pacto por México, aprobada en diciembre de 2012 por el Congreso de la Unión y promulgada en febrero pasado por el presidente Enrique Peña Nieto, contempla la evaluación obligatoria a los maestros, la creación del Servicio Profesional Docente y la autonomía al Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE).
La modificación al artículo 3° constitucional establece la obligatoriedad de la evaluación para los profesores, y que los detalles sean determinados por la ley reglamentaria en esta materia.
Si bien actualmente existen políticas establecidas para promover el desarrollo de acciones de evaluación educativa en los estados, aún no se ha logrado que la práctica de la evaluación se institucionalice en todos ellos.
En este momento son 14 los estados que, dentro de la estructura de sus Secretarías de Educación, cuentan con un área específica para atender la evaluación educativa; sin embargo, estas áreas no cuentan con un nivel de desarrollo técnico suficiente ni homogéneo entre estados, requisito necesario para aportar información suficiente y de calidad al Sistema Nacional de Evaluación.
El primer paso para el logro de este objetivo es que el gobierno de cada estado adquiera el compromiso de establecer un grupo formal cuya función sustantiva sea la evaluación; posteriormente y de manera paulatina, se transferirá de la DGE a cada entidad la metodología hasta el momento desarrollada.
Lograr que la evaluación se convierta en una herramienta útil para elevar la calidad de la educación, además de que no será nada fácil ni rápida, requiere el esfuerzo compartido y coordinado de los estados y de la Federación, en un Sistema Nacional de Evaluación que aporte a los diferentes participantes información de calidad para la toma de decisiones en los ámbitos central, regional y local.
Lamentablemente la SEP no da señales de firmeza. Primero anuncia su aplicación, posteriormente decide suspenderla, nuevamente vuelve a promover y de inmediato la vuelve a suspende tras la amenaza de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) de boicotear las elecciones del pasado 7 de junio. El lunes 8 anuncia una vez más su aplicación y lo único que logrará es provocar a este grupo agresivo, intransigente e incontrolable, porque una verdadera “Cultura de la Evaluación” tardará años.
Autor:Fernando Sánchez Márquez Fuente: