Grupo Loga | con-apoyos-50-de-alumnos-la-cifra-casi-se-duplico-en-ocho-anos

Con apoyos 50% de alumnos; La cifra casi se duplicó en ocho años

Los estímulos a estudiantes
de la UNAM son otorgados en su mayoría por la Federación y el gobierno del DF



CIUDAD DE MÉXICO.
Con el propósito de aumentar la matrícula escolar y disminuir los altos niveles de deserción escolar en el país, el diputado federal Yericó Abramo presentó una iniciativa para establecer un programa nacional de becas a estudiantes de escasos recursos que cursen la educación básica y media superior en instituciones públicas, sin que su otorgamiento se condicione a la obtención de altos promedios escolares.
La propuesta del legislador del PRI implica adicionar una fracción al artículo 33 de la Ley General de Educación.
Abramo Masso subrayó que el índice de deserción escolar en México es de 50%, uno de los más elevados de América Latina, problemática que se agrava en los estados con altos niveles de desigualdad económica.
Entre los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México registra una de las proporciones más bajas de estudiantes matriculados de entre 15 y 19 años de edad, señaló.
Agregó que, en su mayoría, los estudiantes que proceden de familias de escasos recursos se ven en la necesidad de apoyar al ingreso familiar, por lo que destinan parte de su tiempo al trabajo, en lugar de a las tareas escolares.
Recordó que, de acuerdo con el informe sectorial de la Secretaría de Educación Pública (SEP), en el ciclo escolar 2014-2015, tres de cada diez estudiantes de escuelas públicas contaron con una beca para cursar sus estudios, esto es 30.4 % para un total de 7.8 millones.
Ante esas situaciones consideró necesario crear un programa de becas dirigido a estudiantes de escasos recursos, cuyo otorgamiento no se sujete sólo a la obtención de altos promedios académicos.
El 49.5% de los 342 mil 500 alumnos de la UNAM tiene una beca, lo cual equivale a más de 169 mil 470 estudiantes que reciben un estímulo económico, ya sea por su excelencia académica, para manutención o para apoyo de investigación.
Esta cifra es casi el doble de las becas que se otorgaban en 2007, es decir, que en los últimos ocho años, periodo del rector José Narro Robles, la Universidad Nacional logró elevar el número de becas.
Hace ocho años, solamente 28% de los alumnos contaba con algún tipo de beca, mientras que en 2015, 49.5% cuenta con un estímulo económico, es decir, que uno de cada dos alumnos de la universidad nacional cuenta con un apoyo.
Las cifras de la máxima casa de estudios señalan que, en bachillerato, 72 mil 227 alumnos reciben un tipo de beca, ya sea de la administración federal, del gobierno de la Ciudad de México o de alguna fundación, eso significa que 42.6% del total de los estudiantes becados de la UNAM cursan la educación media superior.
De esos 169 mil 470 estudiantes con algún tipo de beca, 73 mil 330 son de licenciatura, lo cual equivale a 43.2% del total de los alumnos becados de la universidad nacional.
Dentro de los beneficiados, 23 mil 913 estudiantes que cuentan con un apoyo económico cursan un posgrado, lo cual equivale a 14.1% del total de los alumnos con algún tipo de apoyo.
Este aumento en becarios representa una forma de evitar la deserción, especialmente en bachillerato, donde, en promedio, uno de cada diez alumnos del país abandona sus estudios.
A través de 38 tipos de beca, es como cinco de cada diez alumnos de la máxima casa de estudios obtiene un estímulo económico, lo cual se ha logrado a través de diversos convenios con el gobierno federal, de la Ciudad de México y del Estado de México, así como con empresas privadas y fundaciones.
Los logros obtenidos en la gestión de Narro Robles señalan que, de esas becas, 800 están enfocadas a estudiantes indígenas, a través del Sistema de Becas para Estudiantes Indígenas.
Del total de beneficiados, 42 mil 724 reciben beca a través del Programa Nacional de Becas para la Educación Superior, 65 mil 322 obtienen el beneficio mediante el Programa de Estímulos para el Bachillerato Universal, Prepa Sí, que otorga el Gobierno del Distrito Federal, quien también apoya a 11 mil 998 con Universitarios Prepa Sí.
Otros nueve mil 995 alumnos son becarios en especialidades médicas por parte de la Secretaría de Salud, mientras que cuatro mil 873 obtienen el beneficio por Becas del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) para maestría y tres mil 956 por Conacyt-Doctorado.
Mediante el Programa de Apoyo a los Estudios de Posgrado, tres mil 206 alumnos reciben el estímulo, otros tres mil 298 son beneficiarios del Programa Becas de Servicio Social e Internado de la SSA y tres mil 194 reciben el apoyo del Programa de Fortalecimiento de los Estudios de Licenciatura.
En tanto, el Programa de Becas, Vinculación, Servicio Social, Titulación y Excelencia para la Licenciatura apoya a tres mil 678 estudiantes y el Programa de Becas del Estado de México beneficia a dos mil 108 estudiantes.
De acuerdo con un desglose de las becas, la Secretaría de Educación Pública (SEP) apoya a dos mil 045 alumnos mediante el Programa Nacional de Becas de Educación Media Superior, en tanto que las Becas Bachillerato Plantel Naucalpan del CCH benefician a dos mil 454 jóvenes.
Las autoridades universitarias señalan al respecto que es un logro importante obtenido en los últimos ocho años, porque eso quiere decir que cinco de cada diez alumnos cuenta con un apoyo para estudiar el bachillerato o la carrera en vez de abandonarla por diversos motivos, ya que una beca siempre estimula la permanencia de los jóvenes.
Las cifras de la UNAM indican que de los beneficiarios de bachillerato, 47% son hombres y 53% mujeres; en licenciatura 41% son hombres y 59% mujeres, y en posgrado, 49% son hombres y 51% mujeres.
Prepa Sí
Uno de los programas con mayores beneficiarios dentro de la UNAM es el de Estímulos para el Bachillerato Universal, Prepa Sí, del Gobierno del Distrito Federal.
Dicho programa tiene como objetivo que quienes cursan el bachillerato en instituciones públicas ubicadas en la Ciudad de México no tengan que abandonar sus estudios por falta de recursos económicos.
Para ser beneficiario del programa, los jóvenes deben acreditar que viven en la Ciudad de México y no cuentan con algún otro estímulo económico relacionado con sus estudios.
De acuerdo con el promedio de calificaciones que mantenga el alumno será el monto mensual que perciba. Los estudiantes que alcanzan un promedio de 6.0 a 7.5 reciben 500 pesos; los que tienen una media de 7.51 a 9.0 reciben 600 pesos, mientras que los alumnos con promedio de 9.01 a 10 reciben 700 pesos al mes.
Proponen becas sin altos promedios
Con el propósito de aumentar la matrícula escolar y disminuir los altos niveles de deserción escolar en el país, el diputado federal Yericó Abramo presentó una iniciativa para establecer un programa nacional de becas a estudiantes de escasos recursos que cursen la educación básica y media superior en instituciones públicas, sin que su otorgamiento se condicione a la obtención de altos promedios escolares.
La propuesta del legislador del PRI implica adicionar una fracción al artículo 33 de la Ley General de Educación.
Abramo Masso subrayó que el índice de deserción escolar en México es de 50%, uno de los más elevados de América Latina, problemática que se agrava en los estados con altos niveles de desigualdad económica.
Entre los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México registra una de las proporciones más bajas de estudiantes matriculados de entre 15 y 19 años de edad, señaló.
Agregó que, en su mayoría, los estudiantes que proceden de familias de escasos recursos se ven en la necesidad de apoyar al ingreso familiar, por lo que destinan parte de su tiempo al trabajo, en lugar de a las tareas escolares.
Recordó que, de acuerdo con el informe sectorial de la Secretaría de Educación Pública (SEP), en el ciclo escolar 2014-2015, tres de cada diez estudiantes de escuelas públicas contaron con una beca para cursar sus estudios, esto es 30.4 % para un total de 7.8 millones.
Ante esas situaciones consideró necesario crear un programa de becas dirigido a estudiantes de escasos recursos, cuyo otorgamiento no se sujete sólo a la obtención de altos promedios académicos.

Autor:Exelcior
Fuente:http://www.excelsior.com.mx/nacional/2015/10/05/1049378