Grupo Loga | -es-educacion-la-huella-mas-importante-que-dejaremos-

‘Es educación la huella más importante que dejaremos’

Rigoberta Menchú, durante su conferencia Los Derechos de la Educación en los Niños



Se tiene que optimizar cada minuto, cada espacio para tratar de dejar una huella, pero la huella más importante que podemos dejar es la educación, dijo Rigoberta Menchú, Premio Nobel de la Paz. En su conferencia Los Derechos de la Educación en los Niños, que impartió en el marco de la FILA 2017, dijo: "Somos transitorios gracias a una profunda relación intergeneracional, la educación de los niños no se debe ver cómo educar a los más desfavorecidos del planeta, sino como una transmisión de consejos, ideas, criterios, experiencias, como un lapso de tiempo de convivencia entre nosotros, los que ya pasamos unos ciclos de tiempo a los que están iniciando entrar en una ventana de tiempo.”
Aclaró que eso significa que se debe desarrollar un estilo de educación, mismo que necesariamente tiene que venir del vínculo de la abuela, los padres, madres preparadas, para que reconozcan su trayectoria en el tiempo y den autoestima a esta tierna juventud, para que posteriormente se les delegue la responsabilidad que deben tener, lo cual se ha roto a lo largo de los últimos años.
‘LA GENTE OLVIDA SU GRANDEZA’
"Siempre digo que el ser humano es completo, es prodigioso, extraordinario, es inmensamente grande, sin embargo cada vez ha olvidado su grandeza, y por eso se refleja en el mundo de violencia que actualmente vivimos, la violencia intrafamiliar, y va junto con los niños y las mujeres, lo cual es inconcebible para mí encontrar niños abandonados, es inconcebible ver mujeres violadas, ultrajadas, cuando los códigos de vida es la complementalidad entre generaciones, como entre hombres y mujeres”, dijo.
Y continuó: "El deber de la persona es retomar sus valores, principios, historia, memoria, esa conexión de hablar una y otra vez; hablar entre generaciones significa honrar el espíritu de la palabra, la fuerza de la palabra y la sabiduría.”
También dijo que la sabiduría no se compra en una tienda, se vive, se cultiva, genera sensaciones de señales para la vida, y es lo que mucha gente le llama sentido común; "tratemos de hacer una ficción realista, la realidad cotidiana supera la ficción, hagamos obras que superen la ficción dramática de drogas, alcoholismo, vicios, golpes, violencia de todas las formas”, exhortó Rigoberta Menchú.

Autor:La Unión
Fuente:http://www.eldiariodecoahuila.com.mx/locales/2017/5/7/educacion-huella-importante-dejaremos-651133.html