Grupo Loga | 5-tips-de-gestion-de-la-clase-para-docentes-novatos

5 tips de gestión de la clase para docentes novatos

Cometí muchos errores en mi primer año como docente que aún cuando los recuerdo me estremecen. De todas formas, aprendí muchísimo. Pero es bueno escuchar a aquellos que ya han pasado y caído antes que tu.



Aquí hay 5 tips que puedes comenzar a aplicar ya mismo:
1. Utiliza una voz normal y natural
¿Estás enseñando con una voz normal? Cada docente recuerda esto de su primer año dando clases, pasar los primeros meses hablando con una voz en un rango alto, hasta que un día se quedan sin voz.
Elevar la voz para conseguir la atención de tus estudiantes no es lo mejor que puedes hacer, ya que causa estrés y genera un mal clima en la clase. Los estudiantes copiarán el volumen de tu voz, así que evita hablar como gritando. Si quieres que tus estudiantes hablen en un volumen normal y placentero, tu debes hacer lo mismo.
También querrás diferenciar tu tono de voz. Si estás pidiendo a tus estudiantes que pongan a un lado sus libros o notebooks y que se formen en grupos, asegúrate de utilizar un tono declarativo. Si estás haciendo una pregunta sobre un personaje de una historia corta o sobre las contribuciones del Imperio Romano, utiliza un tono que invite a la conversación.

2. Habla solo cuando los estudiantes estén tranquilos y dispuestos
Esta regla de oro me la dio un docente con 20 años de experiencia durante mi primer año. Ella me dijo que simplemente debería esperar y esperar un poco más hasta que mis estudiantes se quedaran callados.
Así que lo intenté, luché contra la tentación de hablar. A veces, tenía que esperar más tiempo del que pensaba que necesitaría o que podría. Lentamente, pero de forma segura, los estudiantes se susurraban entre ellos: “shhh, quiere decirnos algo,” y hacían todo el trabajo por mi.
Mi paciencia dio sus frutos. Y la tuya también los dará. Además de que podrás conservar tu voz.
3. Haz señales con las manos o utiliza comunicación no verbal
Mantener una mano hacia arriba y hacer contacto visual con tus estudiantes, es una gran forma de callar a la clase y obtener toda la atención. Tomará un tiempo hasta que los estudiantes se acostumbren a esto y forme parte de la rutina, pero funciona de maravillas. Pídeles que vayan levantando sus manos junto a ti, hasta que todas estén arriba. Luego baja la tuya y habla.
Apagar y encender las luces una vez para obtener la atención es un truco viejo pero efectivo. También puedes incorporarlo a tu rutina, para enseñar a tus estudiantes que cuando haces eso, les quedan tres minutos para terminar la tarea, ordenar, o lo que fuera.
Con estudiantes más jóvenes, puedes probar aplaudiendo tres veces y enseñarles a que respondan aplaudiendo dos veces. Esta es una forma divertida de obtener su atención.
4. Confronta los problemas de comportamiento rápida y sabiamente
Asegúrate de afrontar cualquier problema entre un estudiante y tu o entre dos estudiantes lo más rápido que puedas. Los sentimientos negativos tienen la capacidad de crecer velozmente.
Ahora, para manejar esos conflictos sabiamente, deberías hacerlo de manera privada entre los involucrados. Espera a que termine la clase, evitando interrumpir. Haz preguntas inocentes como “¿Cómo puedo ayudarte?”. No acuses al niño de nada. Actúa como si te importara, aunque en ese momento no lo sientas así. El estudiante bajará sus defensas, porque estará esperando a que estés enojado.
Si te ves en la situación de tener que afrontar un mal comportamiento durante la clase, siempre hazlo de manera positiva. En lugar de decir “¿Por qué estás distraído y hablando?, di “Parece que tienes una pregunta.”
Cuando dos estudiantes tengan un conflicto entre ellos, arregla una cita con ambos a la hora del almuerzo, antes o después de la escuela. Actúa como mediador utilizando un lenguaje neutro, ayúdalos a resolver el problema de manera pacífica o por lo menos intenta llegar a una tregua.
5. Siempre ofrece una clase bien diseñada y que fomente la participación
Este es el tip más importante de todos. Tal vez haz escuchado el decir: “si no tienes un plan para ellos, ellos tendrán un plan para ti. Siempre planifica de más. Es mejor quedarte sin tiempo para cumplir con todo lo planificado a quedarte corto.
De mi propia experiencia y luego de observar varias clases, hay algo que sé por seguro: estudiantes aburridos = problemas. Si la clase no está bien planificada, habrá demasiada charla por parte del docente y los estudiantes no invertirán el tiempo suficiente en aprender y descubrir. Todos sabemos que las clases participativas requieren tiempo y mente para ser planificadas. Pero también, que valen la pena por muchas razones.

Autor:Club Ediba
Fuente:http://club.ediba.com/esp/tips-novatos/