Grupo Loga | 5-formas-de-dar-clases-de-ingles

5 formas de dar clases de Inglés

Dice un refrán que cada maestrillo tiene su librillo, pero en la enseñanza del inglés esto puede llegar a notarse mucho.



Dice un refrán que cada maestrillo tiene su librillo. Pero en la enseñanza del inglés esto puede llegar a notarse mucho.Los alumnos más o menos avanzados enseguida notan cuándo una clase es realmente útil. Hay profesores que son muy buenos profesionales, hablan un inglés nativo y se preocupan por interactuar con la clase y ayudar a sus alumnos a aprender. Hay otros, en cambio, más discretos, que improvisan menos y no prestan una atención tan personalizada.
Es básicamente la diferencia entre el inglés que nos enseñan en la escuela y el que aprendemos en una buena academia. Hay un elemento que lo distingue sobre otras cosas: el nivel de personalización. En toda clase, seamos sinceros, lo normal es que haya unos alumnos aventajados que responden todas las preguntas al aire y un grupo de personas más tímidas que participan menos, con lo que al final trabajan menos el speaking.
En este artículo me he propuesto resumirte 5 formas de dar clases de inglés que he podido observar a lo largo de diferentes cursos que he realizado. Al final de este artículo me gustaría que me indicaras cuál es la que te gusta más.

Tipos de clases de inglés

Las clases suelen siempre hacerse de dos formas generales: primero, siguiendo un libro o apuntes, por un lado, o de forma un poco más anárquica, donde el profesor simplemente prepara una serie de juegos y procura hablar mucho, acercándose mucho a los alumnos y tratando de hacerse su amigo. En cualquier caso, hay diferentes maneras de hacerlas según el aspecto que se quiera destacar más.
1. Pensando en el speaking. Suelen ser las clases más dinámicas y también las más divertidas. Requieren cierta creatividad: incluyen canciones, juegos, excursiones o ideas ingeniosas para fomentar la participación activa de todos los estudiantes. A mí me encantan porque así se consigue que hablen todos. En las clases siempre hay algunos que responden todas las preguntas y otros que , están más callados y un tanto pasivos. Los buenos profesores tratan de romper eso para crear un buen ambiente, incluso yéndose del aula. Aprendes mucho speaking, que es lo que más se agradece luego.
2. Clases de gramática pura y dura. Creo que todos sabemos a lo que nos estamos refiriendo. Típica clase de instituto donde se sigue un libro, el profesor escribe en la pizarra verbos y enseña a sus alumnos a construir frases correctamente... por escrito. Se trabaja algo la fonética, pero hay un problema. Que no se trabaja el listening lo que se debería, ni se incita a los alumnos a hablar y equivocarse. No aprendemos un inglés fluido. En el colegio a veces se fomenta mucho ese "miedo a equivocarse" que luego es tan típico de los españoles al hablar inglés. Si es tu caso, tienes que leer ¿Cómo perder tu miedo a hablar en inglés?
3. Clases mixtas: gramática + vocabulario + speaking + listening. Son clases muy completas, porque incluyen de todo. Son las que se suelen dar las academias de inglés y en parte también en las EOI. Lo que más me gusta de este tipo de clases es que se procura alternar la gramática y el vocabulario con la conversación. Aprendes una cosa y la pones en práctica; aprendes y la pones en práctica con tu compañero o grupo. Y luego se hace una puesta en común. Se consigue que todos hablen, y a la vez, se fomenta la participación espontánea. A diferencia de la 1, más anárquica, los tiempos están muy medidos para que dé tiempo a todo.
4. Clases de fonética: las clases de fonética realmente suelen ser un complemento. Nadie enseña inglés sólo pensando en la fonética, pero sí que hay algunos profesores que un día dan una clase completa de fonética, especialmente para los que tienen una mala pronunciación. También los hay quienes, ofreciendo clases mixtas, hacen mucho hincapié en la pronunciación y piden a la clase que pronuncien a coro cada palabra. Son también bastante divertidas y suelen incluir muchas risas, ya que acaba toda la clase pronunciando sonidos graciosos y extraños.

5. Pensando en el listening. La verdad es que estas son las menos habituales, ya que los listenings que acostumbramos a hacer en clase suelen durar apenas unos minutos en el radio CD. Ahora bien, hay profesores que recurren mucho a hacer audiciones, como acompañamiento de sus clases, poniendo sonidos para explicar la fonética, la gramática o dar pie al speaking. Las verdaderas clases de listening, realmente, suelen ser también extraordinarias, cuando el profesor nos pone una película de 2 horas, o se dedica 1 hora entera a escuchar canciones y rellenar los huecos de la letra.
Una de las cosas que más se agradece de los profesores es cuando se acercan a alumno por alumno a corregir sus ejercicios, o a grupos de dos, para mantener una conversación. Suele hacerse en las clases donde hay grupos de unos 12-14 alumnos, donde realmente se puede "personalizar" y preocuparse por tus avances individualmente. Es algo que, sinceramente, después de tantos años viendo como no se toma en serio la enseñanza de idiomas, no tiene precio.
Este tipo de clases no son evidentemente "compartimentos estanco" y pueden combinarse unas con otras. Una vez que se han repartido los alumnos por niveles, los buenos profesores tienen buen ojo para ver cuál es la forma de dar clases que se debe seguir, es decir, a qué hay que dedicar más tiempo o en qué hay que hacer más énfasis. Cuando no hay libro suele haber más libertad para hacer cambios. Mis preferidas son las clases donde se hace más énfasis en el speaking.

Autor:El Blog de Idiomas
Fuente:http://www.elblogdeidiomas.com/2013/08/5-formas-de-dar-clases-de-ingles.html